Tributo a Massimo Zucchelli

Este mes de agosto en “Yebissah”, un día que paseaba por las calles de La Marina, que son las aledañas al Mercado de fruta y verdura, justo enfrente del Baluarte de Santa Lucía, me encontré con mi viejo amigo Christian en su pequeña “boutique” de bañadores para caballero. Él era el “Barman” en “Lola’s” el año que yo empecé con este noble arte del pinchar allá por 1982. Después de una animada charla y antes de despedirnos, me dijo de sopetón, que mi maestro, mi mentor, el que me educó el oído, el gran Massimo Zuccheli se había ido de este mundo.

MASSIMO ZUCCHELLI. Con mayúsculas! No os dice nada su nombre verdad? Lógico, así se porta la historia con sus maestros. En honor a la verdad el fue el verdadero padre de la música Baleárica o Ibizenca, como queráis. Él sí que arrasó con su buen gusto y personalidad en los años 80. Cuando utilizo el termino “arrasó” es porque él y su cruzada de música “pop/electrónica” barrieron de un suspiro el “Flower Power”, ese que ahora se vende como un pescado mas en la Lonja de Ibiza, al lado de los otros peces foráneos traídos de aquí y de allí. Massimo era un genio y plantó en Ibiza la semilla de la música de calidad , potente y exclusiva, pero sobretodo moderna. Con él, pasamos de escuchar “The Doors “ a escuchar “Depeche Mode” en un día. Fué el artífice y responsable musicalmente hablando, de cambiar de era la Isla Blanca. Esa nueva era, ese cámbio radical que ya acontecía en Londres, New York o Madrid (con “La Movida”) y a él le debo ser DJ, ya que fue él quien me brindó la oportunidad de pinchar la primera vez en Ibiza hace ya treinta añitos.

Por aquel entonces, yo me pasaba las noches en Pacha disfrutando y bailando con toda aquella maravillosa “Gente de Ibiza” que era una familia. Lo recuerdo como los mejores años de mi vida. Un día, sin mediar palabra, en la antigua la cabina del Pacha, donde me pasaba horas con él, me dijo “El uno de septiembre empiezas a pinchar en el Play Boy 2”. Y así empezó todo para mi. Me presente en San Antonio a Pepe Roselló (años después gerente del Space) y empecé mi carrera de Disc Jockey, aunque yo lo que quería era tocar el bajo en un grupo “New Wave”. Mucho tiempo ha transcurrido desde entonces y a dia de hoy, son casi dos mil noches las que he pinchado en mi querida isla. Ahí es ná!

mimo carlos max y yo

Carlos Martorell, Mimo Ferretti, Massimo Zucchelli y Cesar de Melero.

He querido recuperar para esta tan importante efemérides, una sesión de lo que pinchaba Massimo en el Pacha aquellos años, solo una pequeña pincelada de una hora. Por supuesto es una música muy alejada de lo que se escucha ahora, pero como he dicho antes, con estas primitivas “cajas de ritmo” empezó todo. La música de los 70 en la isla también fué memorable y muy importante en su momento, pero en mi humilde opinión en los 80 estalló el “Boom” y poco a poco y “a pesar de los pesares” se empezó a conocer Ibiza mas por su música y sus discotecas (no confundir con el fenómeno de “La Fiesta” que es algo de la península) que por sus playas e incluso que por sus“hippies”.

Gracias Max por tu legado y por todo lo que nos diste que fue tantísimo. Descansa en paz. RIP.

 

Anuncios