Una noche en Ker… “Best Club in Town”.

 

 

images-2

Son muchos los clubes que uno ha pateado durante todos estos años a lo largo y ancho de este hermoso planeta llamado Tierra. Unos más cucos que otros. Al lado del mar, en el ático de un edificio, en antiguas estaciones de metro, teatros, mataderos o museos. Todos diferentes si, pero con el nexo en común de querer dar lo mejor a su audiencia. Unos ofreciendo buena programación de fiestas, otros buen sonido, otros tantos buenos precios y mejor servicio.

Tengo que decir, afirmar, que Ker ofrece todo esto y más. Hacía mucho tiempo que no pisaba un Club en Barcelona tan bien montado. Pero es que a la gente de Ker, capitaneada por Juan Arnau, les avala una larga trayectoria en clubes de reconocido prestigio como el Florida 135, el Festival Monegros o el Row.

Llegamos al club sobre la una y media y nos acomodaron en el privé, que está estratégicamente muy bien localizado al lado de la cabina. Ahí pasamos un par de horas escuchando al DJ danés Notize  y controlando el whatsapp para seguir apuntando en la lista a los últimos rezagados que llegaban a la fiesta.

Disfrutando, que es gerundio!

Disfrutando, que es gerundio!

Una cosa fantástica de Ker es que no tiene gogos. En mi opinión, una de las causas del deterioro y “horterizamiento” de la Isla Blanca, ha sido el uso y abuso de tantas gogos durante estos útimos años. Para que sirve una gogo? Jajaja. Pues para eclipsar al DJ entre otras cosas.

Cuando me tocó pinchar, metí la pata y sin querer desconecté el usb que estaba sonando de mi colega danés. Lo que sucedió es que le pregunté si podía sacarlo y el me dijo que sí. Evidentemente no nos entendimos y supongo yo que lo que quiso decirme es que era el usb que sonaba. Bueno no fue tan grave, aunque la sala se quedó sin música. Jajaja. Me río por no llorar.

Que noche la de aquel día...

Que noche la de aquel día…

Por experiencia sé, que no es un problema dejar la sala sin música, por el contrario cuando la gente se queda sin música se pone a gritar y necesita que la escuchen y que vuelvas a ponerla. Cuando esto ocurre, es un subidón. Eso fue lo que pasó.

Empecé bien, al principio comedido, y poco a poco me metí en mi sesión, esa que yo hago mezclando estilos sin rubor y cortando la musica con accapellas varios…

Me tiré toda la velada esperando poner un disco de Frankie Knuckles en honor a su reciente desaparición, pero se me echó el tiempo encima y no pude más que dedicar a la audiencia durante toda la noche con la tapa de uno de sus vinilos expuesta hacia la pista y con su nombre bien visible. Vinilos, sí, que también los pinché, porque es una gozada.

Con Frankie toda la noche!

Con Frankie toda la noche!

Pasaron muchas cosas mientras pinchaba. El vip, estaba lleno de gente marchosa y simpática y todo el mundo bailaba, incluido Josef Ajram, el talentoso deportista, que me recordó que en el 96 me pidió un disco en el Ku de Ibiza. Reímos un rato, no me dejó claro si se lo puse o no. Como era su cumpleaños, le pinché un pequeño tool de diez segundos del “Happy birthday to you” que increíblemente toda la pista coreo… jajaja.

Con Josef Ajram y sus colegas!

Con Josef Ajram y sus colegas!

 

Siempre digo que una buena sesión siempre nace de la comunión del DJ con el público. Si el público no te sigue, difícilmente vas a poder desarrollar nada.

Para acabar y no pensaba hacerlo realmente, pero ya que no paraban de pedírmelo, cerré con mi producción estrella de todos los tiempos:  D.O.D 1,2,3,4.

D.O.D. 1,2,3,4. El Hit de Pro-Zak Trax

D.O.D. 1,2,3,4. El Hit de Pro-Zak Trax

 

Mucha gente pasándoselo pipa!

Mucha gente pasándoselo pipa!

Nada más, deciros a los que no conozcáis Ker todavía, que ya estais tardado.

Y agradecer a todas y todos el apoyo y cariño tan grande en esa inolvidabe noche.

Hasta muy pronto Ker_idos!

RIIIIIIINNNNGGGG! Llaman a la puerta. Son los de Fedex que me traen  unos vinilos que compré en Juno para la fiesta… a buenas horas mangas verdes… : (